Ya desde sus inicios Besos Robados demostraron maneras con su primera maqueta con la que obtuvieron buenas críticas en blogs, consiguieron el premio a “MEJOR ARTISTA ROCK” en la plataforma CreatuDisco y ganaron el Concurso de Teloneros COCA-COLA CONCERTS CLUB.

En 2015 lanzaron su primer larga duración “De boca en boca” del que lanzaron 4 videoclips para promocionarlo llevándoles a una gira de más de 60 conciertos donde telonearon a Rubén Pozo (ex Pereza), a La M.O.D.A y a The Rebels además realizar las presentaciones del disco en Madrid, Zaragoza, Valencia y Barcelona entre otras ciudades.

En 2018 lanzan el EP “Apuesta al rojo” lleno de rock, juergas y noches sin dormir. Básicamente un disco de desamor pero sin cortarse las venas; más bien fresco, más bien desenfadado, más bien optimista y rockero. Un disco con letras cuidadas y estribillos pegadizos destilados con el sonido y arreglos tan característicos de esta banda barcelonesa. En el single “Gafas de rock” hablan de nocturnidad, de salir a tocar, de pasarlo bien y no pensar en nada más lo cuál queda reflejado en el videoclip realizado por el gran Dani Moreno de Chaparra Entertainment en el que utilizan unos muppets muy graciosos para contar una historia de los más divertida. Cuatro temas que sin duda hacen las delicias de los amantes del rock clásico y el pop-rock nacional a camino entre Fito y fitipaldis, M-clan, Pereza o Calamaro.

A principios de 2019 Besos Robados presenta un nuevo EP con el sugerente título de “Curvas peligrosas”. La alegría, la tristeza, la euforia, la duda, el dolor y la pasión, esos altibajos emocionales que atravesamos durante nuestra existencia en las relaciones humanas, son momentos vividos que la banda plasma en forma de canción. Cuarto cortes donde encontramos rock and roll, Power pop y soul clásico pasados por la batidora con el sello de Besos Robados. En la portada aparece una serpiente, un animal lleno de simbolismo, un animal que muda de piel, que cambia, se transforma y representa los cambios en uno mismo. Es el animal que representa la tentación y la sabiduría, el animal que representa el veneno pero también la curación. Ese es el auténtico espíritu de “Curvas peligrosas”, un disco emocional y sincero; rockero, canalla y romántico a su vez, sin caer en la simplicidad de lo obvio y efímero. Besos Robados lo han vuelto a hacer! Sonido propio con denominación de origen! Made in Barcelona.